Ensayos de resistencia al fuego, qué son y cómo se realizan?


Entrevista a Andrés Zabala, Director de Creaciones Técnicas S.R.L


¿Qué es un Proceso de certificación de producto?

Creaciones Técnicas certifica la calidad y seguridad de todos sus productos a través del proceso de certificación.
Este proceso, consiste en un riguroso ensayo denominado “test de fuego” que solamente puede ser realizado por aquellos laboratorios que se encuentren habilitados y cumplan con los estándares internacionales de calificación.
Mediante este ensayo, se determina si las puertas, portones, vidrios, etc. cumplen todos los requisitos de seguridad y resistencia al fuego para los que fueron creados.

¿Cuáles son los pasos para la certificación de una puerta?
Nuestro departamento de I+D diseña una puerta como respuesta a una necesidad concreta planteada por el mercado o un cliente en particular.
Posteriormente, se fabrica un prototipo idéntico al producto que se quiere comercializar.
Este prototipo es presentado a los laboratorios compententes para solicitar su homologación a través del “test de fuego”.
Una vez superado el test, la puerta cortafuego es clasificada y etiquetada según sus características de resistencia y protección al fuego.
Es el cumplimiento de este paso el que permite que cualquier puerta cortafuego creada por la empresa sea, finalmente, producida y comercializada con todas las garantías de calidad exigidas por nuestros clientes, asegurando 100% la protección al fuego para las que fueron ideadas.

¿Cuáles son las certificaciones que han obtenido?
Creaciones Técnicas certifica la calidad de toda su gama de productos y servicios mediante los correspondientes informes de certificación obtenidos por los distintos laboratorios acreditados.
Los productos comercializados se encuentran certificados bajo normativas UL (Estados Unidos), UNI (Europa), DIN (Alemania) y BS (Inglaterra). Asimismo, se han realizado en Argentina evaluación de productos bajo normas IRAM, a través del INTI, en este caso se tratan de pruebas de un único prototipo sin control o evaluación posterior, por lo que se lo denomina Evaluación y no Certificación.

¿Por qué se necesitan/solicitan puertas cortafuego?
Las puertas resistentes al fuego se requieren en los reglamentos (Ley de Higiene y Seguridad en el Trabajo, Códigos de Edificación) como parte de la compartimentación necesaria en las edificaciones e efectos de conformar diferentes sectores de incendios. Esta sectorización es lo que permite limitar o confinar el posible incendio al recinto de origen.
La construcción tradicional de hormigón y mampostería tiene, en líneas generales, un nivel mínimo de resistencia al fuego (que puede mejorarse). Pero el punto claramente débil en cuanto la compartimentación se va a producir en los cerramientos, que deben ser especialmente diseñados para resultar resistentes al fuego.

Vidrio Cortafuego Tecnifire   Vidrio Cortafuego Tecnifire

¿Cómo se realiza el ensayo de resistencia al fuego de una puerta cortafuego?

La puerta a evaluar se monta en un muro auxiliar (usualmente de mampostería) reproduciendo las condiciones de montaje, sujeción y de carga que tendría en la obra real. Este montaje se realiza en el laboratorio sobre un marco metálico portaprobeta.
El conjunto obra auxiliar-puerta se deja estabilizar unos días (10 días generalmente). Transcurridos esos días, el fabricante procede a realizar los ajustes de la puerta para dejarla en condiciones de funcionamiento como lo haría en la obra, pudiéndose proceder después a la realización del ensayo.
Para eso el conjunto marco-muro-puerta se ubica en la boca del horno, conformando el recinto de incendio. De manera que una cara de la puerta quedará expuesta al fuego y la otra cara quedará al ambiente del laboratorio.
Sobre esta cara se realizarán todas las evaluaciones referidas a los parámetros que definen la resistencia al fuego.

¿Cuáles son los parámetros que definen que la puerta sea resistente al fuego?
Los parámetros para definir que una puerta cumple con los requisitos de resistencia al fuego son 4:
– Estabilidad. Esto implica que la puerta permanezca en la posición cerrada original, que no se abra, que no se desprenda de las bisagras y caiga, etc.)
– Estanqueidad al pasaje de llamas y/o gases calientes. Es decir, que la puerta entre las juntas hoja/marco o en fisuras o aperturas que se puedan generar en el proceso de la simulación del incendio, no permita el pasaje de llamas o de gases calientes a través de la misma que sean capaces de encender algún material próximo a la puerta que se encuentre en el ambiente contiguo favoreciendo la propagación del incendio al mismo.
– No emisión de gases inflamables. Esto implica que, por la cara no expuesta al incendio, la puerta no desprenda gases (fríos o calientes) que puedan encenderse fácilmente y que puedan producir de esta manera la propagación del incendio. (Este encendido podría producirse por ejemplo, si los gases emitidos por la puerta se acumulan en la habitación contigua y alguien entrar a esa habitación con una pequeña llama abierta o quizá simplemente con el simple accionamiento de la tecla de encendido de la luz).
– Aislación térmica. Esto implica que la puerta tenga una cierta capacidad aislante mínima que evite que la radiación que pueda emitir sobre los materiales próximos en la habitación contigua puedan iniciar su autocombustión.

¿Cómo se miden/evalúan estos parámetros?
– Estabilidad. Visualmente (que la puerta no se abra, que no se desprenda la hoja).
– Estanqueidad al pasaje de llamas y/o gases calientes. Mediante un pad o trozo de algodón normalizado (limpio, seco, con un peso y humedad controlados) que se acerca a las grietas/fisuras o juntas generadas en la puerta y que sirve para poner en evidencia la presencia de llamas o gases muy calientes que puedan encenderlo. El pad de algodón no toca la superficie de la puerta sino que siempre se mantiene a una pequeña distancia (2 cm). Si el pad de algodón se enciende o se consume se considera que hay pérdida de estanqueidad. También se consideraría falla de estanqueidad si aparecieran llamas
espontáneamente en la cara no expuesta y permanecieran encendidas por más de 20 segundos.
– No emisión de gases inflamables. Mediante una pequeña llama piloto que se acerca a los gases que se desprenden de la puerta. Si los gases se encienden y permanecen encendidos por más de 20 segundos se considera que ha habido falla por emisión de gases inflamables.
– Aislación térmica. Se avalúa la temperatura en la cara no expuesta de la puerta. Se establece un límite a la temperatura promedio (140 ºC + Temp.. ambiente) y a la temperatura puntual máxima (180 ºC + Temp.. ambiente) que puede alcanzar la puerta en la cara no expuesta al fuego.
Para eso se utilizan sensores de temperatura (termopares) que se ubican sobre la superficie de la puerta de acuerdo a lo indicado por la norma de ensayo.

¿Existen algunas pautas generales a tener en cuenta para el desarrollo / fabricación de las puertas resistentes al fuego?
Las pautas para el diseño surgen de la definición de puerta resistente al fuego y del análisis del procedimiento de evaluación indicado según la norma de evaluación.
Hay algunas definiciones elementales que deben tomarse cuando se va a encarar el desarrollo de una puerta resistente al fuego como son: nº de hojas (una o dos, o varias plegables o corredizas), material de vista o exterior, material del marco, material de la estructura de la hoja, material de relleno o aislación, si va a poseer visores o partes vidriadas o si será hoja ciega.
Resulta importante cuidar los puentes térmicos, evitando la existencia de vínculos entre una cara y otra de la puerta, ya que esos vínculos constituirán puentes de pasaje de temperatura desde la cara expuesta al fuego hacia la cara no expuesta el fuego.

¿Qué otros factores pueden influir en el diseño/desarrollo de las puertas?
La definición del destino que va a tener la puerta en la obra también afecta el diseño que se haga de la misma.
Por ejemplo, una puerta destinada a caja de escalera debe disponer de un herraje adecuado: barral antipánico. No puede tener un pestillo común accionado por manija ya que en caso de evacuación la misma debe poder abrirse rápidamente sin requerir un accionamiento particular.
Además en estos casos las puertas también están dotadas de cierrapuertas hidráulico que garantice que la misma se cierre sola manteniendo la sectorización para la cual ha sido ubicada en ese lugar.
En estos casos, la puerta no puede tener un marco perimetral que posea umbral ya que puede ser peligroso para la evacuación en situación de pánico favoreciendo la caída de las personas que circulen por ella.
Otras puertas a ser destinadas a ingreso de vivienda (departamento) requieren un aspecto exterior acabado y fino que otro uso no lo requiere (puerta de sectorización industrial o de caja de escalera).

Creaciones Técnicas S.R.L | www.creacionestecnicas.com.ar

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion